La Carta a García para los Líderes de la Humanidad

Escrito por Super User. Posted in El Guerrero


"Las ideas que defiendo no son mías. Las tomé prestadas en primer lugar del maestro Jesús de Nazaret, de filósofos, pensadores de la humanidad, líderes de sectores públicos y privados;  las copie citando en la mayoría de los casos sus autores, otras fueron revisadas, reflexionadas, modificadas y adaptadas a los nuevos paradigmas.

Por tal motivo; el presente libro:

No tiene reservado el derecho  Copyright ©


Por lo cual queda permitido la reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia, por registro u otros métodos, sin el permiso previo del autor.

“El que ha de morir, que deje su luz a la humanidad” 

Printed in Colombia 12 de diciembre de 2014 

 

LA CARTA A GARCÍA

PARA LOS LÍDERES DE LA HUMANIDAD

POR:

MARIO GRANADOS

“EL GUERRERO DE LA LUZ”

“La excelencia no es un acto;

La excelencia es un hábito”

Aristóteles

 

“Nadie puede cambiar a nadie”, reza cierto axioma de la vida cotidiana, lo máximo que una persona puede hacer al respecto es invitar al cambio del otro con su propio cambio.  El cambio surge de las iniciativas personales, que al recoger el sentir del otro, lo influyen y lo conducen a lograr el mejoramiento personal y colectivo.


Existen solamente dos tipos de personas: las mediocres y las excelentes.  La carta a García, es un punto de partida para los seres excelentes, para los triunfadores, para los que aceptan los retos, para los que se ponen metas y las cumplen, para los que ven el futuro con los ojos de la posibilidad.


Para el ser excelente, la suerte no existe porque comprende que es un determinismo circunstancial fuera de su control que tanto para el mediocre como para él se presenta igual; solo que la persona excelente está atenta, tiene una actitud mental positiva y aprovecha las oportunidades que se le presentan.


El ser humano se caracteriza por su inusitada inventiva individual, pero cuando se trata de llevar a cabo los proyectos requeridos para alcanzar sus sueños todo parece sumirse en la oscuridad. La carta a García se muestra entonces como un derrotero para el trabajo en equipo.  Los logros, vistos así, toman el matiz del trabajo con los demás y para los demás, un trabajo que ya no es en grupos amorfos sino en equipos organizados de alto desempeño que gustan de lo que hacen, con quien lo hacen y para qué lo hacen.


La dificultad en la convivencia en empresas e instituciones, las fallas de calidad, el incumplimiento de las normas, el no obtener en el tiempo los resultados esperados, comienza por la inútil cantidad de energía que se malgasta en las rivalidades y envidias profesionales; no valoramos lo que cuesta un error, un pendiente o un reproceso frente a la necesidad de hacer bien las cosas desde la primera vez. 


Conscientes de esta realidad, los líderes y las personas excelentes son aquellas que emprenden el camino de la mejora continua para disminuir el número de errores mejorando la planeación, haciendo lo planeado, verificando lo hecho y ajustando los procesos para mejorar continuamente.


La verdadera EXCELENCIA requiere un sueño valioso, una buena idea para convertirlo en realidad, y el coraje para correr el riesgo de fracasar en el intento.


La EXCELENCIA es un arte que se conquista con la práctica y con el hábito, no porque tengamos virtud sino más bien porque hemos actuado debidamente, por ello somos lo que repetidamente hacemos. 

 

“Ser excelente es hacer las cosas, no buscar razones para demostrar que no se pueden hacer”…

Mario Granados “El Guerrero de la Luz”

 

“Las gentes que nunca hacen más de lo que se les paga, nunca obtienen pago por más de lo que hacen”.

Elbert Hubbard

 

APOLOGÍA:

El pasatiempo literario que va a leer usted, amigo, "UNA CARTA A GARCÍA"; fue escrito de sobremesa, una tarde, en el corto término de una hora. Pasó esto el 22 de Febrero de 1899, aniversario del natalicio de Jorge Washington y en Marzo del mismo año ya se había publicado en la revista "Philistine".

Fue algo que brotó caliente de mi corazón y lo escribí tras un día gastado en la pesada faena de excitar a infelices sumidos en los limbos de una inacción criminal a que se tornasen hombres auténticos y proactivos.

Pero la verdadera idea creadora brotó de labios de mi hijo Bert, cuando en el curso de la conversación entre taza y taza de té, sugirió que el héroe verdadero de la guerra de independencia de Cuba había sido Rowan.

"Si, dijo mi hijo, porque Rowan fue quien en la hora oportuna, culminante, llevó a cabo el hecho único, necesario; llevar el mensaje a García".

La frase me hirió como un rayo. Sí, exclamé, el muchacho tiene razón: el héroe es siempre aquel que cumple su misión, el que lleva la carta a García. Corrí a mi escritorio y de un tirón de uno a otro cabo, escribí: "UNA CARTA A GARCÍA".

Tan poco caso hice a mi escrito, que fue publicado en la revista sin encabezamiento siquiera.

La edición salió y empezaron a llover pedidos por docena, por cincuenta, por cien ejemplares, de la revista, y cuando THE AMERICAN NEWS CO., pidió mil ejemplares, pregunté lleno de asombro a uno de mis ayudantes qué era lo que en ese número de la revista levantaba tal polvareda; con asombro oí la respuesta: "Esa historia tuya acerca de García".

Al día siguiente recibí un telegrama de George H. Daniels del New York Central Railroad, que decía: "déme el precio de 100,000 ejemplares de artículo de Rowan, en forma de folleto, con un aviso en la portada sobre el Empire State express, y diga cómo puede hacer la entrega".

Contesté dando el precio y avisando que la entrega se podía hacer en dos años. Disponíamos de tan pocos elementos, que eso de imprimir 100.000 ejemplares, nos parecía una empresa temeraria. El resultado fue que di permiso a Mr. Daniels para reimprimir el artículo por su cuenta. Hízolo en ediciones de a medio millón de folletos. Dos o tres lotes de a 500.000 fueron puestos en circulación y además fue reproducido por cerca de 200 revistas y periódicos y traducido a todas las lenguas vivas.

En los tiempos en que Mr. Daniels distribuía "LA CARTA A GARCÍA", vino a los Estados Unidos el Príncipe Kilakoff, director de los ferrocarriles rusos. Y como dicho príncipe fuese huésped del New York Central y saliera a una gira por todo el país bajo la dirección personal de Mr. Daniels, conoció el folleto y se interesó por él más, quizá por ser Mr. Daniels quien lo repartía y por la gran cantidad que vio circular, de mano en mano, que por cualquier otra causa.

Lo cierto del caso fue que, de vuelta a su país, lo hizo traducir al ruso e hizo repartir sendos ejemplares a los empleados de todos los ferrocarriles del imperio. De Rusia pasó a Alemania, a Francia, a España; a Turquía, al Indostán, a la China...

Durante la guerra rusa-japonesa, cada soldado ruso que iba al frente llevaba un ejemplar de "LA CARTA A GARCÍA". Al encontrar los japoneses el folleto en poder de todos y cada uno de los prisioneros de guerra, concluyeron que debía ser algo excelente y lo vertieron a su idioma. Por orden de Mikado fue repartido a cada uno de los empleados del gobierno, militares o civiles.

Alrededor de 70.000.000 de ejemplares de "LA CARTA A GARCÍA" han sido impresos, siendo esta la mayor circulación que una obra, después de la Santa Biblia, haya logrado en tiempo alguno de la historia, gracias a qué serie de afortunados incidentes.

UNA CARTA A GARCÍA


Hubo un hombre cuya actuación en la guerra de Cuba, culmina en los horizontes de mi memoria, como culmina el sol en su perihelio.

Sucedió que cuando hubo estallado la guerra entre España y los Estados Unidos, palpóse clara la necesidad de un mensaje inmediato entre el Presidente de la Unión Americana y el General Calixto García. Pero, ¿cómo hacerlo? Hallábase García en esos momentos Dios sabe dónde en alguna serranía perdida en el interior de la Isla. Y era precisa su colaboración. Pero, ¿cómo hacer llegar a sus manos un despacho? ¿Qué hacer?

Alguien dice al Presidente: "Conozco a un hombre llamado Rowan. Si alguna persona en el mundo es capaz de dar con García es él: Rowan".

Cómo el sujeto que lleva por nombre Rowan toma la carta, guárdala en una bolsa que cierra contra su corazón, desembarca a los cuatro días en las costas de Cuba, desaparece en la selva primitiva para reaparecer de nuevo a las tres semanas al otro extremo de la Isla, cruzando un territorio hostil, y entrega la carta a García, son cosas de las cuales no tengo especial interés narrar aquí. El punto sobre el cual quiero llamar su atención es éste:

"McKinley da a Rowan una carta para que la lleve a García. Rowan toma la carta y no pregunta: ¿en dónde podré encontrarlo?".

¡Por Dios vivo!, que aquí hay un hombre cuya estatua debería ser vaciada en bronces eternos y colocada en cada uno de los colegios del universo. Porque lo que debe enseñarse a los jóvenes no es esto o lo de más allá; sino vigorizar, templar su ser íntegro para el deber, enseñarlos a obrar prontamente, a concentrar sus energías, a hacer las cosas, "a llevar la carta a García".

El General García ya no existe. Pero hay muchos Garcías en el mundo. Qué desaliento no habrá sentido todo jefe, que necesita de la colaboración de muchos, que no se haya quedado alguna vez estupefacto ante la mediocridad del común de las personas, ante su apatía, ante su falta de energía para llevar a término la ejecución de un acto.

Descuido culpable, trabajo a medio hacer, desgreño, indiferencia, incumplimientos, parecen ser la regla general. Y sin embargo no se puede tener éxito, si no se logra por uno u otro medio la colaboración completa de los subalternos, a menos que Dios en su bondad, obre un milagro y envié un ángel iluminador como ayudante.

El lector puede poner a prueba mis palabras: llame a uno de los muchos empleados que trabajan a sus órdenes y dígale:

"Consulte usted la enciclopedia y hágame el favor de sacar un resumen de la vida de Corregio". ¿Cree usted que su ayudante le dirá: "sí señor", y ponga manos a la obra?

Pues no lo crea. Le lanzará una mirada vaga y le harán una o varias de las siguientes preguntas:

¿Quién era él?

 ¿En qué Enciclopedia busco eso? 

¿Está usted seguro de que esto está entre mis deberes? 

¿No será la vida de Bismark la que usted necesita?

¿Por qué no ponemos a Carlos a que busque eso? 

¿Necesita usted de ello con urgencia?

 ¿Quiere que le traiga el libro para que usted mismo busque allí lo que necesita? 

Diga: ¿para qué quiere saber eso?

Y apuesto diez contra uno a que después de que usted haya respondido íntegramente el anterior cuestionario y haya explicado el modo de verificar la información y para qué la necesita usted, el prodigioso ayudante se retirará y buscará otro empleado para que le ayude a buscar a "GARCÍA" y regresará luego a informarle que tal hombre no existió en el mundo.

Puede suceder que yo pierda mi apuesta, pero si la ley de los promedios es cierta, no la perderé. Y si usted es un hombre cuerdo no se tomará el trabajo de explicarle a su ayudante que Corregio se busca en la C y no en la K; se sonreirá usted y suavemente le dirá: "dejemos eso". Y buscará usted personalmente lo que necesita averiguar.

Y esta incapacidad para la acción independiente, esta mala calidad, esta atrofia de la voluntad, esta mala gana para remover por sí mismo los obstáculos, es lo que retarda el bienestar colectivo de la sociedad. Y si los hombres no obran en su  provecho personal, ¿qué harán cuando el beneficio de su esfuerzo sea para todos?

Se palpa la necesidad de un capataz armado de garrote. El temor de ser despedidos el sábado por la tarde es lo único que retiene a muchos trabajadores en su puesto. Ponga un aviso solicitando un secretario, y de cada diez aspirantes, nueve no saben ni ortografía ni puntuación.

¿Podrían tales gentes llevar la carta a García?

En cierta ocasión me decía el jefe de una gran fábrica: "¿Ve usted a ese contador que está allí?"

"Lo veo, ¿y qué?"

"Es un gran contador; pero si lo envió a la parte alta de la ciudad con cualquier objeto, puede que desempeñe la misión correctamente; pero puede ser también que en su viaje se detenga en cuatro cantinas y al llegar a la calle principal de la ciudad haya olvidado absolutamente a qué iba". ¿Podría confiársele a un tío semejante la carta para García?

En los últimos tiempos es frecuente oír hablar con gran simpatía del pobre trabajador víctima de la explotación industrial, del hombre honrado, sin trabajo, que por todas partes busca inútilmente emplearse. Y a todo esto se mezclan palabras duras contra los que están arriba, y nada se dice del jefe que envejece prematuramente luchando en vano por enseñar a ejecutar a otros un trabajo que ni quieren aprender ni les importa; ni de su larga y paciente lucha con colaboradores que no colaboran y que sólo esperan verlo volver la espalda para malgastar el tiempo. En todo almacén, en toda fábrica, hay una continua renovación de empleados. El jefe despide a cada instante a individuos incapaces de impulsar su industria y llama a otros a ocupar sus puestos. Y esta escogencia no cesa en tiempo alguno ni en los buenos ni en los malos. Con la sola diferencia de que cuando hay escasez de trabajo la selección se hace mejor; pero en todo tiempo y siempre el incapaz es despedido; "la ley de la supervivencia de los mejores se impone". Por interés propio todo patrono conserva a su servicio a los más hábiles: aquellos capaces de llevar la carta a García. 

Conozco a un hombre de facultades verdaderamente brillantes, pero inhábil para manejar sus propios negocios y absolutamente inútil para gestionar los ajenos, porque lleva siempre consigo la insana sospecha de que sus superiores lo oprimen o tratan de oprimirlo. Ni sabe dar órdenes ni sabe recibirlas. Si se enviara con él la carta a García, contestaría muy probablemente: "llévela usted".

Hoy este hombre vaga por las calles en busca de oficio, mientras el viento silba al pasar entre las hilachas de su vestido. Nadie que lo conozca se atreve a emplearlo por ser él un sembrador de discordias. No le entra la razón y sólo sería sensible al taconazo de una bota número 45 de doble suela.

Comprendo que un hombre tan deformado moralmente merece tanta compasión como si lo fuera físicamente; pero al compadecerlo recordemos también a aquellos que luchan por sacar triunfante una empresa, sin que sus horas de trabajo estén limitadas por el pito de la fábrica, y cuyo cabello se torna prematuramente blanco en la lucha tenaz por conservar sus puestos a individuos de indiferencia glacial, mediocres e ingratos que le deben a él el pan que se comen y el hogar que los abriga.

¿Habré exagerado demasiado? Puede ser; pero cuando todo el mundo habla de los trabajadores, así, sin distinción ninguna; quiero tener una frase de simpatía para la persona que logra éxito; para aquél que luchando contra todos los obstáculos, dirige los esfuerzos de los otros, y cuando ha triunfado, sólo obtiene por recompensa --si acaso-- pan y abrigo. Yo también he trabajado a jornal y me he hecho la comida con mis propias manos; he sido patrono y puedo juzgar por experiencia propia y sé que hay mucho que decir de parte y parte. La pobreza no da excelencia por sí sola; los harapos no son recomendación; no todos los patronos son duros y rapaces, ni todos los pobres son virtuosos.

Mi corazón está con aquellos colaboradores que trabajan lo mismo cuando el jefe está presente que cuando está ausente. Y la persona que se hace cargo de una carta para García y la lleva tranquilamente sin hacer preguntas idiotas, y sin la intención perversa de arrojarla en la primera alcantarilla que se encuentra al paso, y sin otro objetivo que llevarla a su destino; a este trabajador jamás se le despedirá de su puesto, ni tendrá jamás que entrar en huelga para obtener un aumento de salario. La civilización es una lucha prolongada en busca de tales individuos. Todo lo que un hombre de esta clase pida, lo tendrá; lo necesitan en todas partes; en las ciudades, en los pueblos, en las aldeas, en las oficinas; en las fábricas; en los almacenes. El mundo los pide a gritos, el mundo está esperando siempre ansioso el advenimiento de personas capaces de llevar la carta a García.

El mundo confiere sus mejores premios tanto en honores como en dinero, a una sola cosa: a la iniciativa.

¿Qué es la iniciativa?

Puedo definirla en pocas palabras:

Hacer, lo que se debe de hacer, bien hecho; sin que nadie lo mande.

A quien hace una cosa bien hecha sin que nadie se lo ordene, sigue aquel que la hace bien cuando se le ha ordenado una sola vez, es decir; aquéllos que saben llevar la carta a García. Estos reciben altos honores, pero su pago no guarda la misma proporción.

Vienen luego aquéllos que obran sólo cuando se les ha dado la orden por dos veces; no reciben honores y sólo tienen un pago pequeño.

Se encuentran después los que hacen una cosa bien hecha, pero sólo cuando la necesidad los aguijonea; en vez de honores reciben la indiferencia y se les paga con una miseria. Estos tales emplean la mayor parte de su tiempo refiriendo historias de su mala suerte.

Todavía en una escala inferior están aquéllos que no hacen nada bien hecho, aún cuando algún compañero se lo enseñe a hacer y permanezca a su lado para cerciorarse de que lo hacen; éstos pierden constantemente sus puestos y reciben como pago el desprecio que se merecen, a menos que por suerte tengan un padre rico, y en este caso el destino los acecha en su camino hasta descargarles un recio golpe.


¿A qué clase pertenece usted?


El Director General o Jefe de la Policía de Buenos Aires ha querido dar, según leemos en La Prensa de aquella gran metrópoli, una lección educativa a sus subordinados para establecer las condiciones que, a su juicio, constituyen el verdadero mérito para lograr un ascenso. Sobre los años de servicio pone las actitudes; doctrina ésta que se ha popularizado por medio del siguiente lema: “Actitud suple antigüedad”.

A fin de establecer lo que entiende por actitudes superiores, el Jefe de la Policía bonaerense ha escrito un diálogo a la manera platónica; lo ha hecho escribir en grandes carteles murales y lo ha mandado fijar en todos los cuarteles de su mando. He aquí el diálogo:

La escena ocurre en una de nuestras grandes casas comerciales. Un empleado pide autorización para presentar una queja al director general.

--¿Qué hay?

--Señor director, ayer fue nombrado X para ocupar la vacante de Z, y X es 16 años más joven que yo.

El director le interrumpe:

--¿Quiere usted averiguar la causa de ese ruido?

El empleado sale a la calle y regresa diciendo:

--Son unos carros.

--¿Qué llevan?

Después de una nueva salida el empleado vuelve diciendo:

--Unas bolsas. --¿Qué contienen las bolsas?

El empleado hace otro viaje a la calle y vuelve diciendo:

--No sé lo que tienen. --¿A dónde van?

Cuarta salida y responde:

--Van hacia el este.

El director llama al joven X y le dice:

--¿Quiere averiguar la causa de ese ruido?

El empleado X sale y regresa cinco minutos después manifestando:

--Son cuatro carros cargados con bolsas de azúcar, forman parte de las quince toneladas que la Casa A remite a Mendoza. Esta mañana pasaron los mismos carros con igual carga. Se dirigen a la estación Catalinas; van consignados a…

El director, dirigiéndose al empleado antiguo:


¿Ha comprendido usted?


“Quien tiene la voluntad y la decisión de hacer algo, encontrará los medios; quien no… excusas”…



CARTA A LOS LÍDERES DE LA HUMANIDAD:

Por: Mario Granados “El Guerrero de la Luz”

 

Si hay luz en el alma,

Habrá belleza en la persona.

Si hay belleza en la persona,

Habrá armonía en el hogar.

Si hay armonía en el hogar,

Habrá orden en Colombia.

Si hay orden en Colombia,

Habrá paz en el mundo...

Proverbio chino


Es éste, un momento histórico para intervenir el presente del futuro de nuestro mundo. La formación de LÍDERES OMEGA Y EQUIPOS DE ALTO DESEMPEÑO fundamentados en valores humanos es un reto que  hemos decidido aceptar. Misión que nos lleva a participar activamente en la elaboración de un   proyecto “mundo nuevo” en el cual la democracia participativa, el mejoramiento integral de la calidad de vida de todos los seres humanos y la felicidad no sean sueños inalcanzables sino realidades para nuestro planeta.

Sabemos que solamente el compromiso decidido con un ideal único colectivo para que a través de la Conciencia de Valores personales que influencien el metro cuadrado construiremos un "Un mundo integral justo y en paz, excelente, ecológico, educado, nutrido, saludable, productivo y socialmente sostenible…Porque Nadie es Mejor que Todos Juntos", podrá superar lo que para nosotros son las principales dificultades de integración; la falta de misericordia, la falta de perdón con amor; el egoísmo; la intolerancia por la diferencia; la pérdida de valores al interior de la familia, la cultura del consumismo, la mediocridad, la errada concepción del éxito centrada en el tener y no en el SER; todas estas fuerzas del DESAMOR que hoy gobiernan el mundo...


Derrama amor a donde quiera que vayas; ante todo en tu hogar. Da amor a tus hijos, tu mujer o marido, a tus vecinos...  

No dejes que nadie venga a ti sin irse mejor y más feliz…

Se la expresión viva de la bondad de Dios; bondad en tu rostro, bondad en tus ojos; bondad en tu sonrisa, bondad en tu saludo cálido... 

Madre Teresa.


Es el momento para que cada uno de los habitantes del mundo de bien, ejerzan su derecho y deber para vivir los valores del amor (desear y alegrarse por el bien ajeno; ser humilde; ser bondadoso; ser impecable con las palabras;  no enojarse ni guardar rencor; buscar siempre la verdad…

Tener amor es cuidar al otro; saber esperar; servir sin esperar; proteger; dar seguridad; construir confianza; brindar fortaleza en los momentos de debilidad; preocuparse por la salud integral del otro; auto valorar y cuidar la autoestima de los demás; educar con sabiduría e inteligencia –Job 28:28; compartir con solidaridad; desarrollar en otros la excelencia, trabajar en equipo, ser apasionado, disciplinado, leal, sacrificado y ser honorable)…


Ponme como sello sobre tu corazón, pues fuerte es el amor como la muerte, pero es más fuerte el amor que la misma muerte...


Ejerzamos la NO VIOLENCIA como ARMA contra la VIOLENCIA... Ya es hora de que surja en nuestros actos del día a día ese líder amoroso,   soñador y actuante que con amor construya una patria libre...

 


Quítale la R al arma y...

AMA

Colócala al final...

AMAR


LÍDERES DE LA HUMANIDAD


Hagamos de cada persona un mundo nuevo y de cada mundo nuevo una civilización nueva en donde construyamos  entre todos el amor…

  

¿SERÁ QUE EN MI CIUDAD NO PUEDE PASAR?

 ¿SERÁ QUE EN MI PAÍS NO PUEDE PASAR?

¿SERÁ QUE EN EL MUNDO NO PUEDE PASAR?


Necesitamos cuatro abrazos diarios para sobrevivir. Necesitamos ocho abrazos diarios para mantenernos. Necesitamos doce abrazos diarios para reconstruir el planeta...

La propuesta de paz que queremos implementar no es realmente nueva, es el resultado del sentido común de un hombre llamado Francisco de Asís que en su época se atrevió a combatir su propia ignorancia frente a la guerra, vivió en contacto con la naturaleza donde aprehendió la humildad, y construyó para el mundo un ideal de paz…

Si tan solo cada ciudadano llevara consigo este proyecto incorporado en su corazón, el mundo derrotaría la violencia sin violencia...

"El Guerrero de la Luz aprendió que Dios usa la soledad para enseñar la Sabiduría.  Usa la rabia para mostrar el infinito valor de la paz.  Usa el aburrimiento para resaltar la importancia de la aventura y del abandono.  Dios usa el silencio para enseñar sobre la responsabilidad de las palabras.  Usa el cansancio para que se pueda comprender el valor del despertar.  Usa la enfermedad para exaltar la bendición de la salud.  Dios usa el fuego para enseñar sobre el agua.  Usa la tierra para que se comprenda el valor del aire.  Usa la muerte para mostrar la importancia de la vida"...


ORACIÓN POR LA PAZ DEL MUNDO: 


Señor, haz de mí un instrumento de tu paz.

Que donde quiera que haya odio, siembre amor.

Donde haya injuria, perdón.

Donde haya duda, fe.

Donde haya desesperación, esperanza.

Donde haya oscuridad, luz.

Donde haya tristeza, alegría.

Oh! divino Maestro, concédeme:

Que no busque ser consolado, sino consolar.

Que no busque ser comprendido, sino comprender.

Que no busque ser amado, sino amar.

Porque dando, recibo.

Perdonando, es como tú me perdonas.

Y muriendo en ti, nazco para la vida eterna.

AMÉN

San Francisco de Asís.


Como sabemos que no es suficiente un concepto espiritual tan profundo como éste, para transformar el corazón, es pertinente incorporar una escala de valores que de ser difundida por todo el país nos llevaría a la construcción de nuestro ideal: cada acción en nuestra patria debe ser valorada en justicia a partir de esta definición, que más allá de ser un orden jurídico constitucional es un nuevo orden moral para cada individuo, pareja, familia, comunidad, organización de cualquier tipo e instituciones especialmente educativas y se convierta también, en un regulador de las relaciones de los países con el resto del planeta... Este es el camino del Amor… Esta es la Misión de cada uno de los Líderes de la Humanidad…


EN FAMILIA CONSTRUYENDO

EL FUTURO DE LA HUMANIDAD


Para construir el futuro de la humanidad, se requiere primero ser un ser humano excelente; un ser humano que cree en sí mismo porque ha aprendido a perdonarse y a perdonar; un ser humano que cree en lalealtad como requisito básico de sus relaciones, en la transparencia como su idioma de comunicación con las personas, en el honor y la humildad como banderas para su estandarte, en la disciplina como el alimento de todos los días.

El respeto por los demás son su mejor frente de trabajo, laresponsabilidad es el sello de garantía en su vida, la prudencia es aquella invaluable virtud de los titanes, la alegría es el agua que refresca su espíritu y el amor es la razón de ser de su existencia. 

Este ser humano debe saber que su compromiso está más allá de toda frontera, saber que su paz espiritual solo será alcanzada luego de hacer bien las cosas y mejorarlas toda la vida. Sabe del valor del YO, pero ante todo para él primero está el TÚ, porque entiende que una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil y la amistad es ese eslabón. 

Su norte es educarse y enseñar, respetando a los demás como a él mismo;es un ser que no busca la honra del hombre sino la gloria de Dios; en conclusión es un ser humano que quiere ser excelente y hacer del nuestro un mejor país.

Amigos, compatriotas, líderes del mundo, amado planeta Tierra; lancemos un verso al universo y que al partir dejemos al menos flores, al menos cantos...


POSDATA:

 

“El Líder Omega es aquel que forma otros líderes en el silencio de la Sabiduría y la Inteligencia; tiene la capacidad para establecer sueños, metas y estrategias…

 

El Líder Omega comprende que para dirigir un equipo hay que saber a dónde llevarlo, sin una meta clara ningún esfuerzo será suficiente…

 

Un Líder Omega conoce sus carencias y potencias; busca siempre nuevas formas de hacer las cosas en un mundo que avanza rápidamente…

 

Un Líder Omega busca ser un maestro, no brilla sino que ilumina; sabe que dos caminos siempre se abren ante él y toma el menos transitado…

 

Un Líder Omega es un ser de Justicia Social, que a través de valores clama por la Libertad, construyendo con excelencia un mundo que al final será mejor porque él dejará su huella en la genética de la Humanidad…

 

Un Líder Omega es quien comprende que su misión comienza donde su responsabilidad termina…

 

A todos los Líderes Omega y sus equipos de Alto Desempeño gracias por Ser la Luz del Mundo comprendiendo que Dios va guiando en la medida que uno va dando”…

 

Por Leydy Cano – Le Silence

Escritora

¿QUÉ ES UN LÍDER OMEGA?

 

“Un Líder Omega es un Ser Integral…

Que determina a donde necesitamos ir,

Nos indica el camino acertado,

Nos convence de que es necesario ir allá,

Y nos conduce a través de los obstáculos,

Que nos separan de la Tierra Prometida”…

 

PERFIL DEL LÍDER OMEGA:

 

1.    Forma Equipos de Alto Desempeño.

 

2.    Hace silencio.

 

3.    Esta siempre enseñando y aprendiendo.

 

4.    Trasciende formando seres extra ordinarios.

 

5.    Apasionado por el logro de sus sueños.

 

6.    Mejora, innova, crea.

 

7.    Se dedica a la Excelencia.

 

8.    Permanece abierto a las ideas nuevas, aun en la vejez.

 

9.    Honra la verdad sin egoísmo.

 

10.     Influencia con ejemplo.

 

11. Se motiva a sí mismo para hacer largos viajes que a veces poco prometen.

 

12.      No trae un plan de Liderazgo; apela a la Sabiduría y la Inteligencia.

 

13.       No se detiene ante el fracaso.

 

14. No se contenta con resultados manifiestos sino con la convicción personal de que sus actos, decisiones y opciones tienen  valor.

 

15.      Busca una vida integral.

 

16.      Es un Buen Hijo.

 

COMPROMISO PARA IMPLEMENTAR

LA CARTA A GARCÍA

PARA LOS LÍDERES DE LA HUMANIDAD:

 

Hoy la humanidad se alegra inmensamente y en especial las personas a las cuales yo puedo influenciar EN MI METRO CUADRADO (hogar, compañeros, amigos, ciudadanía…) con la implementación de “La carta a García para los Líderes de la Humanidad”, la cual he leído en su totalidad. 

Soy consciente que: para mandar hay que servir, y del gran reto planteado por este documento para convertirlo en una realidad; tengo por tanto una abrumadora responsabilidad que he adquirido al elegir ser una persona excelente y productiva. Porque, efectivamente, he elegido voluntariamente ser papá, mamá, pareja, jefe, supervisor o trabajador.   

Entiendo que llevar “La Carta a García para los Líderes de la Humanidad”  es el arte de trabajar con entusiasmo en la consecución de objetivos en pro del bien común. 

He comprendido con esta lectura la diferencia entre mediocre y Excelente:

Comprendo ahora que “La Carta a García para los Líderes de la Humanidad” me da autoridad para influenciar a otros compañeros consiguiendo que ellos hagan voluntariamente lo mejor posible sus cosas porque ven en mí un ejemplo a seguir.

Ahora deseo expresar públicamente mi anhelo de entregarme al servicio de la EXCELENCIA COMO LÍDER OMEGA A TRAVÉS DE LA FORMACIÓN DE EQUIPOS DE ALTO DESEMPEÑO para mejor guiar y dirigir a otros ya sea en mi trabajo o en mi vida personal. 

Estoy plenamente convencido de querer aceptar esta gran responsabilidad de liderar mi vida y mis proyectos bajo el modelo de excelencia y productividad que bien refleja “La Carta a García para los Líderes de la Humanidad” y en nombre de Dios manifiesto públicamente mi deseo y respondo con libertad y firmeza a las siguientes preguntas:

 

PREGUNTA No 1: ¿Quiere seguir estudiando y profundizando la EXCELENCIA EL LIDERAZGO OMEGA Y LOS EQUIPOS DE ALTO DESEMPEÑO como mí modelo de vida para ser más productivo y competitivo en todo lo que emprenda?

 

R/ Sí quiero.

 

PREGUNTA No 2: ¿Quiere hacer un esfuerzo constante de llevar una vida conforme a los valores del LÍDER OMEGA y a la CONSIGNA PARA CONSTRUIR EL FUTURO DEL HOMBRE, buscando permanentemente estándares de excelencia de orden superior, viviendo valores, amando al Señor y al prójimo, a ejemplo de los grandes líderes de la humanidad?

 

R/ Sí quiero.

 

PREGUNTA No 3: ¿Se compromete a implementar la metodología de “La Carta a García para los Líderes de la Humanidad” para ser una persona de  alto desempeño en los equipos de trabajo?

 

R/ Sí me comprometo.

 

PREGUNTA No 4: ¿Creará con libertad, alegría, amor y compromiso una actitud de EXCELENCIA y compartirá con el equipo el buen trabajo que conlleve a mejores logros y resultados para todos?

 

R/ Sí los crearé.

 

PREGUNTA No 5: ¿Se compromete a llevar con amor y dignidad las Cartas a García para los Líderes de la Humanidad que le sean encomendada por sus superiores jerárquicos?

 

R/ Sí me comprometo.

 

 

COMPROMISO

 

Ya que me he comprometido, me consagro a una vida de alto desempeño en búsqueda de la EXCELENCIA con humildad de espíritu para aprender y enseñar, entrega al conocimiento para que brote en mí la sabiduría, con pasión y alegría para contagiar a mis compañeros de este modelo y con el honor de vivir a partir de este momento una vida en paz interior y armonía con la ley del amor de Dios, por lo cual se me autoriza para difundir y expresar con libertad “LA CARTA A GARCÍA PARA LOS LÍDERES DE LA HUMANIDAD”. 

 

 

ACEPTO Y ME COMPROMETO:

 

 

 

FECHA: ___________________________________________

 

 

 

 

____________________________________________________

MI FIRMA

 

CARTAS A GARCÍA ENTREGADAS A MARIO GRANADOS ZENSEI ICHIBAN


LEER LA CARTA A GARCÍA DURANTE:


 
A. 21 DÍAS SEGUIDOS.


B. LUEGO DURANTE 21 SEMANAS.


C. LUEGO DURANTE 21 MESES.


D. Y POR ÚLTIMO POR 21 AÑOS PARA PODERLA COMPRENDER.   

 

  CONTÁCTAME PARA RECIBIR LA CARTA A GARCÍA PARA LOS LÍDERES DE LA HUMANIDAD

(HACIENDO CLIC EN LA IMAGEN)