El paradigma del cambio

Escrito por Mario Granados. Posted in Uncategorised


"Mantente al tanto de tus ovejas,

preocúpate por tus rebaños,

pues ni riquezas ni coronas

duran eternamente.

Cuando el pasto aparezca,

y brote el verdor,

y se recoja la hierba de los montes,

de tus corderos tendrás lana para vestirte,

de tus cabritos dinero para comprar terrenos

y de tus cabras leche abundante

para alimentarte tu y tu familia

y todos los que estén a tu servicio".

Proverbios 27, (23 - 27)

 

"Todo lo que no es dado, es perdido".

Dominique Lapierre.

 

¿QUÉ ES UN PARADIGMA?

 


PARADIGMAS Y MITOS VISIÓN DEL JAPÓN PARA COLOMBIA

 

 

Hay una profunda necesidad de cambio radical a partir del silencio, la reflexión, la visualización que promueva transformaciones profundas en el corazón, donde la calidad, la productividad, la competitividad y el servicio no sean otra cosa sino actitudes que las personas incorporan como estilo de vida conduciendo a un paradigma del cambio en los procesos del día a día de la gestión humana y afianzando los conceptos para la formación de líderes omega.


A. ÉTICA PARA HACER LAS COSAS DÍA A DÍA:


A continuación se hacen una serie de reflexiones sobre los procesos del día a día en la gestión humana, sus implicaciones en la construcción de una cultura de excelencia que responda efectivamente a los momentos de cambio que vivimos en nuestra historia, las diversas transformaciones políticas, sociales y económicas que exigen nuevos ordenamientos y redefiniciones en el mundo personal y organizacional.

Comprender que la acción del día a día debe corresponder a un alineamiento con la estrategia de la institución implica pensar a nivel mundial y actuar a nivel local obligándonos a reflexionar en las megatendencias para el tercer milenio.  Se encuentra como inclinación inmediata los mercados globalizados que han permitido el surgimiento de una tercera fuerza, que dominará el mundo; esta fuerza es diferente al comunismo o al capitalismo y cada vez demuestra más su generosidad para producir riqueza con justicia social: la productividad, la cual se traduce en producción con mayor calidad, a menor precio, servicio con valor agregado, seguridad en el uso e implicaciones ecológicas, una calidad sin fronteras que ofrezca al consumidor un producto mejor diseñado y que genere una mayor satisfacción.

Concebidos desde esta perspectiva los procesos del día a día requieren un enfoque que en todo momento considere las condiciones que mueven el macroentorno.  Los países, las organizaciones, las personas se dividirán en rápidos y lentos dependiendo de su velocidad para encontrar el camino de la excelencia en la productividad; al respecto dice Peter Drucker (1994), la clave del poder en el futuro no estará en el dinero sino en el conocimiento.  Piensen anota Drucker (1994) en una orquesta sinfónica tiene varios violinistas, muchos vientos, quizas dos percursionistas, pero solo un director y no se necesita más que eso porque todos tienen la misma partitura, la misma información. 


Este planteamiento nos ubica en una realidad muy concreta, la de aterrizar el concepto de productividad en cada una de las acciones del día a día para lograr que los colaboradores desarrollen niveles de autonomía que los lleve a tomar decisiones correctas en sus intervenciones con sus usuarios o clientes.

Para ilustrar el punto anterir y con el ánimo netamente pedagógico quisiera rescatar un artículo publicado el viernes 28 de Julio de 1995 en el diario El Tiempo titulado: "LOS MECÁNICOS DE 4 EN CONDUCTA" en este se referencian once talleres visitados en Bogotá como parte de una decisión de este diario para vivir en carne propia la experiencia de aquellos que sin tener conocimientos técnicos en vehículos, se enfrentan diariamente a los mecánicos.  Para tal efecto utilizaron una camioneta Toyota Hilux modelo 94, en perfectas condiciones, a la cual se le cerraron deliberadamente los electrodos de una bujía, con lo que necesariamente tenía que fallar el motor.

Además se dijo a los recepcionistas que el carro pertenecía a una empresa ficticia, puesto que se tiene la creencia de que estas se fijan menos en los gastos de reparación y mantenimiento.  También se pidió la colaboración de una "indefensa dama" para visitar 11 talleres de diferente categoría; es decir, se visitaron dos talleres autorizados en la marca, otros dos independientes y de renombre pero de servicio general, tres centros de servicio distribuidores de llantas y por último, dos talleres de piso de tierra.  Tan sólo uno de los 11 demostró su excelencia; se trata del taller de Mauricio Cortés, ubicado en la avenida suba No 102 A - 90.

Allí el mecánico de nombre Gonzalo, sin la supervisión de su jefe, dio en el clavo.  De manera silenciosa, sin alardes de conocimiento, sacó su probador de cables de alta y desmontó una a  una las bujías hasta que encontró la culpable; la calibró con suave habilidad, volvió y la instaló y recomendó una sincronización al término de unos cuantos kilómetros.  Cuando se le pidió el costo de la breve reparación, se negó inclusive a recibir "lo de la gaseosa".

Los recorridos comprobaron entre otras cosas la falta de principios éticos en la actividad profesional de 10 de los 11 talleres visitados a tal vez la falta de educación de los líderes hacia aquellos que tienen que mantener contacto en el día a día con los clientes; vale la pena comentar lo que el propietario del único taller que pasó la prueba anotó cuando se le felicitó por la acción de su colaborador:


"Mi filosofía es la satisfacción del cliente lo cual solo se consigue por medio de un constante mejoramiento de la calidad y de la educación de los operarios en criterios éticos y de servicio con autonomía frente a su responsabilidad en el trabajo".


De este caso se pueden desprender varias moralejas:

  • La filosofía de la calidad pregonada por la institución se manifiesta en las acciones del día a día de los que tienen contacto directo con el cliente.

  • La ética y la libertad para ejercer el criterio propio deben ser los principios rectores en las acciones del día a día.

  • El educar fundamentado en principios para la autonomía es la mejor inversión de la organización.

  • No se requieren tantos niveles de supervisión cuando el operario es consciente de su responsabilidad ética frente al cliente.

En este mismo orden de ideas para Drucker (1994), la especialización será la clave de la competitividad y el conocimiento y la información compartida el poder.  En el mosmo sentido Peter M. Senge (1993), describe que las empresas de mayor éxito en el futuro se les llamará "Organizaciones Inteligentes", lo cual va a implicar que la capacidad de aprender con mayor rapidez que los competidores quizá sea la única ventaja competitiva sostenible.

Las organizaciones que cobrarán relevancia en el futuro serán las que descubran cómo aprovechar el entusiasmo y la capacidad de aprendizaje de la gente en todos sus niveles.

"Las organizaciones inteligentes anota Senge (1963) son posibles porque en el fondo todos somos aprendizes".  En este nuevo paradigma se dibuja el perfil de un nuevo líder que como lo afirma Drucker (1994), deberá enseñar a aprender a sus colaboradores y aprender el mismo de ellos.

Lo anterior implica desarrollar procesos pedagógicos al interior de la organización para garantizar la transformación de jefes a líderes omega, conscientes en el desempeño diario de su realidad como forjadores de una empresa que contribuya a crear un "PROYECTO NACIÓN" que busque alcanzar el siguiente ideal:

 

"UNA COLOMBIA EXCELENTE, ECOLÓGICA, EN PAZ, EDUCADA, CON SALUD INTEGRAL, PRODUCTIVA Y MODELO DE DESARROLLO SOCIAL SOSTENIBLE, PARA EL MUNDO"


  • Ayudar a construir una DEMOCRACIA PARTICIPATIVA que permita convivir en forma civilizada dentro de unos mínimos éticos.

  • Alcanzar progresivamente una mayor CALIDAD DE VIDA para todos los ciudadanos, donde no haya excluidos. Colombia debe ser una casa en la cual podamos vivir todos los Colombianos.

  • Lograr un desarrollo humano integral para que todos podamos SER FELICES.  En efecto, la paz interior y la felicidad son el único fin del ser humano y debemos procurarlas para todos.

 

B. CONCEPTOS BÁSICOS PARA LA FORMACIÓN DE LÍDERES OMEGA:

 

En el día a día y a través de la formación de líderes integrales que ayudan al desarrollo de procesos efectivos de calidad que conducen al logro del sueño es importante tener en cuenta conceptos como la educación que permite la creación y la continuidad de la cultura; la pedagogía como proceso comunicativo que propicia la transformación de las personas; la didáctica que plantéa el método, favorece el análisis y la síntesis, la curiosidad y la crítica, siendo el puente entre la realidad y el sueño concebido y el líder omega como guía activo de mejoramiento quien se responsabiliza de los procesos de gestión humana en su área de influencia.


1. EDUCACIÓN:

Permite asegurar la creación y la continuidad de la cultura.  Es el proceso mediante el cual unas personas comparten los resultados que les han garantizado la supervivencia a ellas y a sus grupos de pertenencia.


2. PEDAGOGÍA:

Entendida como el proceso comunicativo que hace posible que los códigos aceptados por una cultura cobren SENTIDO para las personas que hacen parte de ella, propiciando la transformación tanto de la cultura como de las personas, implicando:


a. Procesos de Gestión Humana:

Retomar los procesos de gestión humana que se realizan, la interpretación y el sentido actuales, ejemplo: las evaluaciones de cargo, los sistemas de retribución y administración de salarios, el reclutamiento y la selección o incorporación de personal, la inducción y el entrenamiento de personal, la capacitación, la evaluación, los programas de higiene y seguridad en el trabajo, la calidad de vida de los colaboradores, los resultados o indicadores de gestión actuales de la organización en términos de productividad, calidad, sentido de pertenencia, rotación de personal, imagen corporativa, entre otros y desde allí emprender la búsqueda del mejoramiento continuo.


b. Definición del sueño:

Si una idea sobre el liderazgo ha inspirado a las organizaciones durante miles de años, es la capacidad para compartir una imagen de futuro que se procura crear.  Cuesta concebir una organización que haya alcanzado cierta grandeza sin metas, valores y sueños que sean profundamente compartidos dentro de la organización.  El reto del equipo líder es lograr unir a la gente en torno de una identidad y una aspiración común.

Cuando se logra incorporar a la cultura una visión genuina, la gente no sobresale ni aprende porque se lo ordene sino porque lo desea.

La concepción de un sueño nos permite plantear "Un sólo proyecto educativo hacia el mejoramiento continuo de nuestra organización".  El sueño contribuye a crear un mayor sentido de pertenencia y valida el concepto de "Referenciación Competitiva o Benchmarking" para compararnos interna y externamente con el ánimo de aprender de las experiencias más exitosas y lograr mejoras a nuestros procesos.

El sueño es compartido con el equipo y este debe estar dispuesto a darle apoyo; en este sentido se inicia un proceso de despliegue sinérgico que comienza por la incorporación del mismo en el EQUIPO DE DIRECCIÓN y la comprensión por parte de estos del significado y compromiso que implica.  Cada líder va permeando sistemáticamente este sueño a todas las áreas mediante los equipos primarios apoyándose en el proceso de formación de Líderes Omega.

El sueño valida el plan estratégico y lo impulsa puesto que es a través de este que se cristaliza en la operación el ideal formulado.


c. Valores Corporativos:

Los valores expresan la cultura corporativa que debe acompañar el sueño, son los catalizadores del SENTIDO y expresan el perfil del hombre que la organización desea.  Estos valores deben ser vistos como los elementos de validación de las acciones organizacionales.


d. Actitudes Corporativas: 

Las actitudes responden a las acciones esperadas en la organización por parte de cada uno de sus colaboradores que expresen su comprensión de los valores y la búsqueda del sueño el cual se espera se manifieste en el trabajo diario en cada uno de los momentos en los cuales se tiene contacto con el cliente o usuario.


3. DIDÁCTICA:

Es el arte de enseñar, para transmitir los elementos definidos en la pedagogía, esto implica procedimientos y operaciones que permitan valerse de la palabra, el sonido, la imagen, la expresión corporal, la luz, el espacio, entre otros; para recrear, corregir y mejorar la realidad.

La Didáctica es la orientadora de la selección y utilización de las herramientas que intervienen en el proceso pedagógico.  Permite la manifestación del juego y el deseo de lo nuevo, a través de la curiosidad, las inquietudes, el cuestionamiento y el desarrollo del "Proyecto Pedagógico de la Organización", además debe favorecer el análisis y la síntesis; el gusto y la observación; la curiosidad y la crítica.

La Didáctica plantea el método, es decir, el camino elegido para darle cumplimiento al proyecto, su elección depende del SENTIDO que se le de al proyecto. El método determina a su vez, los pasos para caminarlo y las herramientas o medios que permitan recorrerlo.


"Todo miedo es un impedimento para que el amor surja; y el miedo no es algo innato, sino aprendido".


4. FUNCIONAMIENTO CEREBRAL:

A partir de la comprensión del funcionamiento cerebral se debe orientar la didáctica con la cual se desarrollará el proyecto de formación de los responsables de los procesos del día a día.

Las investigaciones realizadas han demostrado que para la mayoría de la población las funciones que se relacionan con el proceso del lenguaje ocurren en el hemisferio izquierdo.  parece ser que este hemisferio es especialista en el procesamiento de la información lógica, secuencial y que tiene que ver prioritariamente con material verbal, analítico, temporal y digital.

Una persona con el hemisferio izquierdo dominante, empleará un estilo de pensamiento convergente, obteniendo nueva información utilizando hechos y datos ya conocidos, formando nuevas ideas o conceptos en términos de respuestas que son convencionalmente aceptadas. El currículo escolar tradicional refuerza las habilidades del hemisferio izquierdo del cerebro.

Dichos estudios también muestran que el hemisferio derecho involucra áreas no verbales, como la interpretación de modelos visuales, razonamiento y percepción visual espacial, y la retención de patrones complejos auditivos no verbales tales como la música.  Los procesos de información con el hemisferio derecho son no lineales y holisticos, teniendo que ver simultáneamente con variables procedentes de diversas clases de observaciones.  Particularmente se especializa en material no verbal, espacial, analógico, emocional y estético.

Una persona con el hemisferio derecho dominante, empleará un estilo divergente de pensamiento, obtendrá nuevas ideas y podrá extractar elementos distintos a los convencionales de una situación; verá mucho más de lo aparente sin importarle si éstas alcanzan los modelos tradicionales o no.

La percepción, o sea, la sensibilidad a lo que nos rodea; la capacidad de observar más de lo que simplemente vemos u oímos.  La imaginación creativa, la capacidad de anteponer la imagen al concepto o al juicio, así como la capacidad de sentir se encuentran dominadas por el hemisferio derecho y estas son la base del aprendizaje y por lo tanto, la base del desarrollo humano.

Así concebida la didáctica debe orientarse al desarrollo de la capacidad de aprender primordialmente de percepciones y sentimientos.

Comprendiendo así la didáctica se abre campo como arte que es, espacio a la creatividad, la innovación, el cambio de paradigmas, la modificación de creencias y mitos, la metáfora, retomaremos la capacidad de goce en la educación de nuestros colaboradores, participaremos abiertamente en las estrategias de mejoramiento continuo de la organización, lograremos posicionar nuestra empresa en el liderazgo que le corresponde, entendiendo que los resultados se logran con gente feliz, permitiendo el desarrollo del talento humano a través de la construcción de lo nuevo, de lo distinto, en la creación de sentido de pertenencia a partir de la tecnología de la calidad y el liderazgo afectivo y efectivo.

"Asumir el proceso pedagógico al interior de la organización como el encargado de interpretar su cultura para trabajar con ella y hacer que las personas participen en su transformación, haciendo posible el desarrollo de los colaboradores, sus jefes, sus directivos y el país en general".

"Podemos considerar el proceso pedagógico como el puente entre la realidad actual y la visión concebida para potenciarla en el futuro"...

Mario José Granados Ospina

Zensei Ichiban